Es importante, desde la infancia más temprana hasta finalizar el crecimiento, controlar la salud bucodental de los más pequeños para que no padezcan problemas de gravedad en la edad adulta. Nuestra misión será detectar posibles anomalías de los maxilares, posición de los dientes y resuelver problemas que puedan surgir con la primera dentición como alteraciones en el número tamaño y forma de los dientes, la ausencia de dientes definitivos, más piezas dentales de lo normal ( conocido como dentición supernumeraria) y el tamaño de los dientes superior o inferior al normal.
Recomendamos que la primera revisión dental de los niños se produzca cuando se haya cumplido el primer año de vida. Revisaremos el crecimiento del maxilar y de la mandíbula, la correcta erupción de los dientes y descartará la presencia de patologías como la caries. Aconsejamos a los padres sobre cómo conseguir que sus hijos adquieran una salud oral apropiada y resolvemos dudas sobre la higiene y el cepillado dental, así como cuestiones relacionadas con determinadas prácticas que pueden resultar perjudiciales para un correcto desarrollo bucodental del niño.
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola